Ayer vi por fin el primer episodio de la serie Los Tudor . Lo tenía escondido en mi disco duro y, aunque no estuvo mal del todo, se podría haber quedado ahí durante más tiempo.

Lo primero que me impulsó a verla fueron las aparentes similitudes con Roma , una excelente serie con señas de identidad bien identificadas: contexto histórico adecuado y atmósfera sexual muy activa pero secundaria.

La primera impresión que me dejó el primer episodio ambientada en el reinado de Enrique VIII fue justo la contraria: un contexto histórico de Wikipedia, demasiado plano y sin profundidad; por el contrario, hubo hasta tres escenas de sexo bastante explícitas -algunas tetillas- con una cuidada fotografía. Casi fueron lo mejor del episodio, porque las escenas políticas fueron las típicas de cualquier thriller político al uso: intrigas, vanidad, poder, lenguaje lleno de metáforas... Estereotipadas al 100%

No sé si bajarme el segundo episodio. Desconfío de esta serie tal vez por deformación "profesional" (estoy acabando la carrera de Historia) o por haber visto la película "Un hombre para la eternidad" (Por cierto, la escena en la que Enrique va a visitar a Tomás Moro es un plagio/homenaje a la de la película de los años 60) No digo nada del trabajo que hice sobre Tomás Moro el año pasado: el abogado humanista me pareció uno de los personajes mejor caracterizados. Bueno, y Enrique VIII tampoco estuvo mal del todo: lo dibujan como un adicto al sexo, despreocupado por las cuestiones de Estado que, sin embargo, posee una gran inteligencia, en parte gracias a Sir Tomás Moro.

Por cierto, esta noche emiten este capítulo en Canal + a las 22:00. Es un preestreno, por lo que supongo que su día de emisión no será domingo.

Nota: 6.5/10